Gluubo

5 lugares a los que ir en diciembre para disfrutar al máximo de la Navidad

estrasburgo

Independientemente de si decides aprovechar el Puente de la Purísima u otras jornadas festivas del mes de diciembre, hay que decir que es una época ideal para viajar, sobre todo si eres amante de la Navidad. Y es que tanto en España como en el resto del mundo hay ciertos lugares en los que dicha festividad se vive al máximo.

A continuación hablaremos de cinco lugares que, por unos u otros motivos, están directamente relacionados con las fiestas navideñas. Es por ello que en diciembre suelen ser visitados por familias con niños pequeños, aunque también se dejan ver allí parejas y grupos de amigos.

Contenidos del artículo

Vic

Recientemente ha concluido el que, con diferencia, es el mercado medieval más popular de Cataluña, aunque a nivel nacional también cuenta con mucha fama. Nos referimos al que se organiza en Vic.

En esta ocasión, el mercado medieval de Vic ha tenido lugar del 6 al 10 de diciembre. Siguiendo el ejemplo de otros años -exceptuando los de la pandemia-, el éxito ha sido arrollador. De hecho, en determinados momentos era difícil moverse por la enorme cantidad de visitantes que optaron por el mismo plan.

Aun así, por la mañana se está realmente bien explorando todas las paradas del mercado medieval. En ellas es posible comprar prácticamente de todo, desde embutidos típicos de la zona como el fuet hasta multitud de dulces y los elementos decorativos que tanto gustan en esta época del año. A la lista hay que sumar las obras de arte sacro que adquieren una especial relevancia en Navidad. Es por ello que cosechan muchas ventas no solo en este tipo de mercados medievales, sino también en comercios especializados como esta tienda articulos religiosos, poniendo a disposición de los usuarios elementos como figuras, cuadros e incluso atriles.

Vigo

Aunque cuentan con nombres similares, poco tienen que ver Vic y Vigo. En este último caso, hablamos de un municipio gallego que no destaca por un mercado medieval, sino por un espectáculo de luces que no deja indiferente a ningún visitante.

Los turistas quedan maravillados cuando llegan a Vigo y se deleitan con un municipio decorado con una iluminación asombrosa. De hecho, uno de los elementos más importantes, el árbol de Navidad, se ha viralizado porque las luces de tonalidad verdosa penetran en las viviendas ubicadas justo al lado del citado elemento.

Obviando estas pequeñas polémicas, especialmente la que surge cada año por el consumo energético que supone tener encendidas tantas luces, hay que decir que merece la pena pasear por las calles viguesas y observar todo un espectáculo que entusiasma a los enamorados, los niños pequeños y cualquier turista en general.

Y no es para menos, ya que Vigo pasa a ser decorada con un total de luces LED que supera los once millones. Tan solo en el árbol ya hay una gran cantidad de ellas, lo cual no sorprende si tenemos en cuenta que mide 44 metros y su estrella 19 metros.

Estrasburgo

Ahora sí, ha llegado el momento de cruzar la frontera española para poner los pies en el país vecino. En Francia hay muchas ciudades en las que se disfruta muchísimo de la Navidad, pero ninguna de ellas está a la altura de Estrasburgo.

El mercado no es medieval, sino que está centrado específicamente en la Navidad. Es por ello que dura todo un mes: del 24 de noviembre al 24 de diciembre. A lo largo de este período, son decenas de miles los turistas que optan por Estrasburgo como destino vacacional.

Lo primero que destaca a nivel decorativo es la presencia de árboles enormes que poco o nada tienen que envidiar al de Vigo del que hemos hablado antes. A pesar del gran tamaño de ciertos elementos, es generoso el espacio que hay en el mercado y en todas las calles en general. Por ende, la situación de agobio que se produce en ciertos mercados como el de Vic no tiene lugar en ningún momento.

Dublín

Debido a lo extendido que está el catolicismo en Irlanda, no sorprende que en su capital -Dublín- la Navidad se viva con semejante intensidad. Tanto los más pequeños de la casa como los adultos se lo pasan en grande celebrando esta festividad.

Grafton Street se convierte en la calle más transitada sobre todo por la posibilidad de comprar allí multitud de regalos y artículos decorativos. Siguiendo el ejemplo del resto de lugares descritos, también se organiza un mercadillo navideño que merece mucho la pena.

Rovaniemi

En las otras cuatro ciudades es posible conocer a Papá Noel, pero Rovaniemi va más allá. Y es que allí está la considerada como casa oficial de quien se encarga de repartir los regalos cada 25 de diciembre.

Si bien es cierto que Rovaniemi vive en gran medida del turismo navideño, muchos viajeros también se dejan ver en la capital de Laponia en otras épocas del año con tal de admirar en primera persona las auroras boreales.

Escríbenos tus comentarios